miércoles, 27 de septiembre de 2017

TU CAMINO

Camino, Manera, Luz, Árboles, Vía




     
                             Dice el maestro:
                                 Si recorres el camino de tus sueños,
                           comprométete con él. No dejes la puerta de
                         salida abierta, con la disculpa de: "Esto no es lo
                            que quería." Esta frase guarda en sí misma la
                                           semilla de la derrota.
                         Asume tu camino. Aunque tengas que dar pasos
                          inciertos, aunque sepas que puedes hacer mejor
                                   lo que estás haciendo. Si aceptas tus
                              posibilidades en el presente, con toda certeza,
                                 mejorarás en el futuro. Pero si niegas tus
                                    limitaciones, jamás te librará de ellas.
                           Afronta tu camino con coraje, no tengas miedo
                          de las críticas de los demás. Y, sobre todo, no te
                                  dejes paralizar por tus propias críticas.




Fuente:  "Maktub"      Paulo Coelho.





martes, 12 de septiembre de 2017

VERDADES PARCIALES.

Flor, De La Hoja, Primavera, Naturaleza



 

                  Se cuenta que un profeta, acompañado de todos sus discípulos, llegó a una ciudad para difundir sus doctrinas y hacer a sus habitantes un poco más sabios. A los pocos días de abrir las puertas de la escuela en la que se habían instalado, se les unió un estudiante que dijo: "Señor, en esta ciudad reina la frivolidad, a nadie le interesa aprender. Si pretendéis inculcar alguna idea en sus corazones, vais a tener un duro trabajo". El maestro, que lo estaba escuchando atentamente, le contestó: "Tienes razón".
                     Ese mismo día, llamó a la puerta de esta comunidad otro muchacho que, con una amplia sonrisa, se dirigió al profeta con estas palabras: "Señor, habéis llegado a la ciudad ideal para acogeros. Aquí la gente hierve de deseos por conocer la doctrina verdadera". El maestro sonrió complacido y, de nuevo, comentó: "Tienes razón".
                     Uno de los discípulos, contrariado, le dijo al profeta: "¿Por qué les contestas siempre lo mismo? No puede ser que ambos tengan razón". A lo que el sabio respondió: "Cada hombre ve el mundo de una manera distinta. Unos sólo reparan en lo malo y otros, en lo bueno. ¿Piensas que se equivocan? No creas que me han engañado, sólo me han contado una verdad incompleta".




domingo, 3 de septiembre de 2017

EL AMOR Y EL TIEMPO.

Resultado de imagen de imagenes de amor y tiempo 


        Érase una vez una isla paradisíaca en la que vivían todos los sentimientos y valores del hombre: el buen humor, la tristeza, la sabiduría, el orgullo, el amor... Un día, los meteorólogos anunciaron la llegada d un tifón destructor que inundaría la isla. Entonces, todos se apresuraron a embarcarse y huir...todos, menos el amor, que permaneció allí hasta el último momento.
Cuando el agua había llegado al punto más elevado de la isla, el amor le dijo: " Riqueza, ¿me puedes llevar contigo?". "No hay sitio para nadie, porque todo está lleno de oro y  plata", le respondió. Entonces, el amor se dirigió al orgullo, que surcaba a toda vela el mar, "Orgullo, ¿tienes un hueco para mi en tu nave?". A lo que éste, casi sin mirarle a la cara, contestó: "Aquí no hay lugar para ti. Todo es perfecto, arruinarías mi reputación".
       Así fue preguntando a todos los que pasaban cerca hasta que un viejo le dijo: "Ven, amor, te llevo conmigo". Cuando llegó a tierra firme, quiso agradecerle la ayuda, pero ya se había marchado. Al preguntarle a la sabiduría quién era aquel anciano generoso, ésta le dijo: "Era el tiempo, el único que es capaz de comprender cuán importante es el amor en la vida".



jueves, 31 de agosto de 2017

EL CABALLO Y EL ASNO.

                Resultado de imagen de imagenes de caballos y asnos


      

                  Un hombre había emprendido un largo viaje en compañía de su caballo y de su asno. Mientras el caballo avanzaba ligero con el amo a cuestas, el asno apenas podía seguirles el paso porque le había tocado llevar toda la carga sobre su lomo.
                     El pobre animal aguantó sin quejarse más de la mitad del camino, por pedregales y zonas desérticas y bajo un sol de justicia. Sin embargo, hubo un momento en el que las fuerzas le fallaron y no pudo más.
                      El asno se paró  y le suplicó al caballo: "Amigo, ayúdame. Por lo que más quieras; lleva tú una parte de esta pesada carga". Pero el soberbio equino ni se dignó escuchar a su compañero de viaje y siguió adelante como si nada. Unos metros más allá, el asno cayó al suelo extenuado, casi sin respiración, y falleció a los pocos minutos.
                    El dueño, enojado por aquel contratiempo, puso toda la carga sobre el caballo incluida la piel del asno, que desolló allí mismo, y montó para continuar su viaje. El caballo, lleno de rabia, comentó: "¡Qué mala suerte tengo!. Por no querer ayudar a mi amigo el asno, ahora me toca llevar toda la carga a mi sólo".

                  SIEMPRE HAY QUE TENDER LA MANO A QUIÉN NOS PIDE AYUDA. DE NO HACERLO ASÍ, EL PROBLEMA PUEDE ACABAR SIENDO NUESTRO.

martes, 28 de marzo de 2017

PARA REFLEXIONAR




          En el vientre de una mujer embarazada se encontraban dos bebés.
          Uno pregunta al otro:
           - ¿Tú crees en la vida después del parto?
           -  Claro que sí. Algo debe de existir después del parto. Tal vez estamos aquí porque necesitamos prepararnos para lo que seremos más tarde.
           -  ¡Tonterías! No hay vida después del parto. ¿Cómo sería esa vida?
           -  No sé pero, seguramente, habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y nos alimentemos por la boca.
           -  ¡Eso es absurdo!  Caminar es imposible. ¿Y comer por la boca? ¡Eso es ridículo!  Nos alimentamos por el cordón umbilical. Para eso está... Te digo una cosa: la vida después del parto no existe. Aquí se acaba todo...El cordón umbilical es demasiado corto.
           -  Pues yo creo que hay algo. Tal vez sea una vida distinta a la que estamos acostumbrados.
           -  Pero nadie ha vuelto del más allá, después del parto. El parto es el final de la vida. A fin de cuentas, la vida no es más que una angustiosa existencia en la oscuridad. Ahí termina todo.
           - No sé, exactamente, cómo será la vida después del parto, pero seguro que veremos a mamá, y ella nos cuidará.
           - ¿Mamá? ¿Tú crees en mamá? ¿Y dónde está?
           - ¿Dónde?  ¡En todo nuestro alrededor! En ella, y a través de ella, es como vivimos. Sin ella, este mundo no existiría...
           -  No me lo creo...Nunca he visto a mamá. Por tanto, es lógico que no exista.
           -  A veces, cuando estamos en silencio, tú puedes oírla. Canta. Y muchas veces notas cómo nos acaricia... ¿Sabes?... Yo pienso que hay una vida real que nos espera. Ahora nos preparamos para ella...



"Pactos y Señales"   J.J. Benítez



También te puede interesar